La iniciativa de los calcetines desparejados es una apuesta por la inclusión y concienciación en el Día Mundial del Síndrome de Down. Esta campaña se originó en Reino Unido gracias a Chloe Lennon, una niña británica de 5 años que publicó en 2018 un vídeo en redes sociales pidiendo que, para celebrar este día, todos llevaran calcetines diferentes en cada pie. Su propuesta tuvo gran éxito y este año se ha vuelto a poner en práctica. En nuestro centro, y gracias al maravilloso trabajo del Departamento de Orientación, todo el instituto ha venido con sus calcetines desparejados.

¡Pequeños gestos en pro de grandes personas!